Yo puedo

Los grandes beneficios de soñar en grande:


Me encanta escribir y hablar acerca de los sueños. La razón es porque creo firemente que cada persona posee en su interior sueños únicos y especiales esperando a convertirse en realidad. Todos tenemos en nuestro interior ese deseo de hacer algo grande, de alcanzar la excelencia y lograr resultados extraordinarios. Pero en la mayor parte de esos casos, esos sueños han ido quedando escondidos en algún lugar de nuestro interior debido a nuestros miedos. Se han ido "apagando" mientras nuestra vida "normal" continuaba.


Uno de mis mayores empeños, es demostrarle a cualquier persona que posee la capacidad para convertir sus mayores sueños en realidad. Cada día me reto a ser capaz de motivar al mayor número de personas que me sea posible, a que comiencen a perseguir de manera apasionada sus sueños, y comiencen a experimentar la verdadera realización que solo otorga el estar persiguiendo algo verdaderamente valorado y deseado. Ante esto, siempre surgen los escépticos que inmediatamente lanzan su pregunta: "Pero, ¿Qué beneficios aporta el hecho de soñar en grande?" Mi respuesta inmediata es que los beneficios son incontables, pero citando algunos de los más importantes:


1.-Una gran sensación de realización personal. Si tomas como ejemplo la vida de cualquier persona que no persiga un sueño, encontrarás siempre un denominador común: una sensación de vacío y falta de realización personal. Personalmente creo firmemente que los seres humanos hemos sido diseñados para perseguir grandes sueños y alcanzar nuestras visiones de excelencia. Asi que cuando no lo hacemos, nos falta un ingrediente fundamental en nuestras vidas. Pero de igual modo, cuando iniciamos un proyecto en la dirección de nuestros sueños, se produce una oleada instantanea de energía, pasión y entusiasmo en nuestras vidas.


2.-Una sensación de renovada energía y pasión. ¿Te sientes habitualmente cansado? ¿Te cuesta levantarte por la mañana? Si tu respuesta es afirmativa, probablemente no estés soñando lo suficientemente grande. Comienza a soñar en grande y sentirás revitalizarse tu vida. Empieza ahora mismo. Desentierra esos sueños olvidados y devuélvelos a la vida. Dales la oportunidad de que se transformen en realidad. Márcatelos como objetivo, empieza a perseguirlos, y observa como tus niveles de energía se disparan. No existe mejor "combustible" para los seres humanos que un gran sueño que perseguir.


3.-Tendrás un punto de enfoque claro y definido. Muchas personas no logran nada significativo en sus vidas porque no tienen un punto de enfoque claro que les marque la dirección y les guíe a lo largo del camino. Un sueño cumple esa función. Ayuda a poner orden en tu vida, y junto con un plan de acción efectivo, te permitirá mantener la autodisciplina necesaria cuando se persiguen grandes objetivos.


4.-Crearás una vida digna de ser recordada. Llegará un día en el que todos miraremos hacia atrás en nuestras vidas, y nos encantará poder sentirnos orgullosos de lo que hemos logrado. Soñando en grande y persiguiendo con determinación esos sueños, nunca tendrás que lamentarte por lo que "pudo haber sido y no fue". Te unirás al grupo de personas que pueden mirar hacia atrás en su vida con serenidad y alegría, porque disfrutaron el proceso de perseguir los objetivos que verdaderamente desearon. Tu vida es única y te pertenece: aprovéchala persiguiendo tus verdaderos anhelos y aspiraciones.


5.-Impactarás positivamente en la vida de otras personas. Cuando una persona persigue con determinación sus sueños, esforzándose por dar lo mejor de si misma a lo largo de todo el proceso, es irremediable impactar de manera positiva en las personas que le rodean. Te conviertes sin quererlo en una fuerza de inspiración positiva. Otros verán a través de ti que existe la posibilidad de crear la vida de sus sueños si se lo proponen. Y este es de manera indirecta uno de los mayores beneficios de soñar en grande. Actuar como "catalizador" para que muchas otras personas empiecen a creer que para ellos también es posible.


Me encantará que esta lineas te hayan inspirado a comenzar a soñar más y más grande. Atrévete a desatar tus mayores aspiraciones, y dales la oportunidad, a través de tu entrega absoluta, de que se conviertan en realidad. El valor de la recompensa es infinito: vivir una vida de auténtica realización.


"No te contentes con vivir a rastras, cuando sientas el anhelo de volar"
-Hellen Keller.


La física moderna dice “tú si puedes”

Durante décadas, los poderes de la mente han sido cuestiones asociadas al mundo “esotérico”, cosas de locos. La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad. Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos. Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo corroboran esta creencia.

El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las “tomografías”. Conectando electrodos a este órgano, se determina donde se produce cada una de las actividades de la mente. La fórmula es bien sencilla: se mide la actividad eléctrica mientras se produce una actividad mental, ya sea racional, como emocional, espiritual o sentimental y así se sabe a qué área corresponde esa facultad.

Estos experimentos en neurología han comprobado algo aparentemente descabellado: cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se exhorta al sujeto a que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad? “La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. En otras palabras, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones.

La farmacia del cerebro

En un pequeño órgano llamado hipotálamo se fabrican las respuestas emocionales. Allí, en nuestro cerebro, se encuentra la mayor farmacia que existe, donde se crean unas partículas llamadas “péptidos”, pequeñas secuencias de aminoácidos que, combinadas, crean las neurohormonas o neuropéptidos. Ellas son las responsables de las emociones que sentimos diariamente. Según John Hagelin, profesor de física y director del Instituto para la ciencia, la tecnología y la política pública de la Universidad Maharishi, dedicado al desarrollo de teorías del campo unificado cuántico: “hay química para la rabia, para la felicidad, para el sufrimiento, la envidia…”

En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga esos péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica. Nadie ha visto nunca un pensamiento, ni siquiera en los más avanzados laboratorios, pero lo que sí se ve es la tormenta eléctrica que provoca cada mentalismo, conectando las neuronas a través de las “fisuras sinápticas”.

Cada célula tiene miles de receptores rodeando su superficie, como abriéndose a esas experiencias emocionales. Candance Pert, poseedora de patentes sobre péptidos modificados y profesora en la universidad de medicina de Georgetown, lo explica así: “Cada célula es un pequeño hogar de conciencia. Una entrada de un neuropéptido en una célula equivale a una descarga de bioquímicos que pueden llegar a modificar el núcleo de la célula”.

Nuestro cerebro crea estos neuropéptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento-objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.

Todos los hábitos y adicciones operan con la misma mecánica. Un miedo (a no dormir, a hablar en público, a enamorarse) puede hacer que recurramos a una pastilla, una droga o un tipo de pensamiento nocivo. El objetivo inconsciente es “engañar” a nuestras células con otra emoción diferente, generalmente, algo que nos excite, “distrayéndonos” del miedo. De esta manera, cada vez que volvamos a esa situación, el miedo nos conectará, inevitablemente, con la “solución”, es decir, con la adicción. Detrás de cada adicción (drogas, personas, bebida, juego, sexo, televisión) hay pues un miedo insertado en la memoria celular.

La buena noticia es que, en cuanto rompemos ese círculo vicioso, en cuanto quebramos esa conexión, el cerebro crea otro puente entre neuronas que es el “pasaje a la liberación”. Porque, como ha demostrado el Instituto Tecnológico de Massachussets en sus investigaciones con lamas budistas en estado de meditación, nuestro cerebro está permanentemente rehaciéndose, incluso, en la ancianidad. Por ello, se puede desaprender y reaprender nuevas formas de vivir las emociones.

Fuente: internet - Autor: Desconocido
4 Responses
  1. Estoy revisando a fondo su blog y me está resultando muy inspirador


  2. María Jesus, revisalo más a fondo porque el contenido es inmejorable.

    Los sueños son fantásticos, pero lo mejor es el viaje astral, creo que es esencial dominar los viajes astrales para alcanzar un nivel de consciencia superior.


  3. Camuslat Says:

    Excelente entrada. Genial en verdad. Muchas gracias por haberla compartido, y un saludo...


  4. Anónimo Says:

    Verdaderamente extraordinario, se que ha despertado mi GIGANTE interior.
    Gracias.



EL METODO SILVA DE CONTROL MENTAL


Visualizar: El metodo silva para aprovechar la capacidad de la mente