Personalidad Sensible

Personas altamente sensibles

Alrededor del 15 al 20 por ciento de la población tiene la característica de pertenecer a la categoría de ser personas altamente sensibles. Eso significa que estas personas captan más las sutilezas de su entorno, lo que es una gran ventaja en muchas situaciones.


La Dra. Elain Aron fue la primera terapeuta de identificar los rasgos de las personas altamente sensibles (Highly Sensitive People, HSP) y a la vez también explicó la forma cómo pueden sacar el máximo provecho de las situaciones cotidianas que les toca vivir.

Una persona muy sensible es una persona que tiene la característica innata de tener una alta sensibilidad psicológica (o la sensibilidad innata como dijo originariamente Carl Jung). Las personas altamente sensibles pueden procesar los datos sensoriales de una manera mucho más profunda, a causa de una diferencia biológica en su sistema nervioso. Antes los rasgos de la persona altamente sensible se habían confundido con una timidez innata, los problemas sociales de ansiedad, la inhibición, la fobia social, el miedo e incluso la introversión.

Las personas altamente sensibles tienen un sistema nervioso sensible poco común, su carácter no es un defecto o un síndrome, ni tampoco es una razón para presumir; sencillamente, es un activo del cual se puede aprender a utilizar y también a proteger. Las personas altamente sensibles suelen ser más conscientes, dotadas de una gran inteligencia, intuición e imaginación. En situaciones de trabajo pueden ser grandes trabajadores, detallistas, atentos y leales, tienden a funcionar mejor cuando las condiciones son de tranquilidad y calma, por lo que tienden a pasar más desapercibidas que otras.

Rasgos del comportamiento de las personas altamente sensibles:

•    Te gusta disfrutar de colores, sabores, sonidos u obras de arte.
•    Tienes una vida interior rica y compleja.
•    Cuando eras pequeño, tus padres o maestros te veían como un niño sensible o tímido.
•    Te asustas con facilidad.
•    Después de días o momentos que has estado ocupado, necesitas retirarse a la cama, una habitación a oscuras o a otro sitio tranquilo donde poder disfrutar de la intimidad y sentirte aligerado por la situación.
•    Te esfuerzas por hacer tu trabajo bien hecho.
•    Te sientes fácilmente agobiado por las luces brillantes, ruidos estridentes, olores fuertes o texturas gruesas.
•    Te incomodas cuando te piden muchas cosas en un plazo corto plazo de tiempo.
•    Evitas películas o programas con imágenes violentas.
•    Prefieres organizar tu vida para evitar problemas.


No todas las personas altamente sensibles son tímidas o introvertidas; sino el 30 % son extrovertidas. Las personas altamente sensibles aparecen inhibidas porque están muy al corriente de todas las posibilidades de una situación, hacen una pausa antes de actuar y reflexionan sobre sus experiencias pasadas; si éstas han sido negativas, entonces sí que se muestran realmente tímidos.

Las personas altamente sensibles son personas muy trabajadoras, inusualmente creativas y productivas, reflexivas e inteligentes. Según la Dra. Aaron, podrían contribuir mucho más a la sociedad si recibieran el tipo de atención adecuada.

Las personas altamente sensibles son muy empáticas. Estas personas tienen que aprender a centrarse en sí mismas, en lugar de las necesidades de los otros y aprender a satisfacer sus propias necesidades, de las que normalmente no son conscientes. No es adecuado considerar la alta sensibilidad como un rasgo psicopatológico, tratándolo conductualmente, ya que es una característica propia de la persona que es necesario respetar y potenciar porque la ayude en su desarrollo.

Técnicas de relajación y visualización

Técnicas de relajación y visualización

Usar la mente de una manera especial para resolver problemas.


“Considera, la perfecta capacidad de descanso de todos los animales. Levanta un gato dormido. Verás como cada músculo está completamente relajado. Esa no es solo la manera en que duerme, sino la manera en que actúa, descansa, se relaja. No importa lo grande o intensa que haya sido la actividad, cuando se para es capaz de soltar toda la tensión muscular….Cuando seas capaz de deshacerte tan completamente como lo hacen el bebé y el gato, y abandonarte a un estado de relajación deliberada e inducida conscientemente, la tensión desaparecerá por sí misma. Entonces serás libre y estarás sano y bien; serás tú mismo”.

Superar el estrés o el insomnio, bloquear los dolores de cabeza, estudiar concentrado, o reforzar la seguridad en uno mismo ante un examen, una entrevista de trabajo o en las relaciones personales, es fácil si aprendemos a usar la mente de una manera eficaz, solo tenemos que aprender a relajarnos y a desarrollar la imaginación.

Las neuronas se comunican entre sí por una química especial y mediante descargas eléctricas. Nuestro cerebro produce electricidad. De una manera rítmica y continua, las neuronas se trasmiten información de unas a otras, activándose y desactivándose. Este ritmo o vibración se mide con el electroencefalógrafo. Nos conectan unos electrodos en el cuero cabelludo y los impulsos eléctricos de las neuronas se registran en una gráfica en la que aparecen unas ondas de diferente amplitud y frecuencia.

Se han identificado cuatro tipos básicos de ritmos u ondas cerebrales –Beta, Alfa, Theta y Delta. El cerebro produce simultáneamente los cuatro tipos básicos de ondas y raramente vemos una frecuencia sin mezclar, aunque, en función de la actividad que estemos realizando predominan unas u otras.

Cuando estamos despiertos, atentos a lo que nos rodea, y utilizando nuestros sentidos, la vista, el oído etc., estamos funcionando en Beta. Es decir, las neuronas pulsan a más de 14 ciclos por segundo, o producen más de 14 ciclos por segundo. La mente esta pendiente del mundo físico, del entorno.

Ahora bien, si yo cierro los ojos y estoy en reposo, las neuronas pulsan más lentamente, entre 7 y 14 ciclos cada segundo. A este ritmo le llamamos ondas Alfa. La mente empieza a estar mas pendiente de lo que pasa dentro de nosotros.

Por debajo de los ritmos Alfa, están las ondas Theta, entre 4 y 7 ciclos cada segundo. Este ritmo está asociado a la regeneración física, la mente está totalmente volcada al interior de la persona y empezamos a entrar en niveles de anestesia para cirugía por ejemplo. Con estas frecuencias lentas, podemos bloquearnos el dolor.

Y finalmente encontramos los ritmos más lentos de todos, las ondas Delta, que se dan en el sueño más profundo, entre 0,5 y 4 ciclos por segundo. Si a una persona que está durmiendo, y que según el electroencefalógrafo esta en ondas Delta, le despertamos y le preguntamos en qué estaba pensando, la persona no sabe contestarnos. La mente no es consciente de qué está sucediendo. Cuando nos van a operar, nos ponen una anestesia que es una química específica que hace que nuestras neuronas pulsen en frecuencias lentas – Theta y sobre todo Delta, y no sentimos dolor.

Una persona media, en un día medio, cuando esta en el área Beta, produce 21 ciclos por segundo. Cuando se excita por el miedo, un enfado, el nerviosismo, o cualquier emoción que le conmueve, ese ritmo aumenta y su concentración se vuelve más débil y su capacidad de aprendizaje es menor. El estrés y la ansiedad se asocian con una producción de ondas cerebrales superior a los 21 ciclos. Sabemos además que en situaciones prolongadas de estrés, el sistema inmunológico se deprime y es menos capaz de hacer frente a las enfermedades. La capacidad curativa del cuerpo se encuentra en una producción inferior de ondas cerebrales, cuando estamos relajados.

¿No sería muy interesante que en las situaciones de tensión, pudiéramos controlar esos ritmos de manera que voluntariamente pasáramos a ondas más lentas donde estamos tranquilos, concentrados y memorizamos con más facilidad?

Precisamente ese es uno de los objetivos fundamentales de las técnicas de relajación y de visualización. Aprendiendo a usar nuestra mente de una manera eficaz, es decir relajándonos, y llevando nuestra mente a profundos estados de calma (ondas alfa y theta), podemos estar tranquilos ante un examen o una entrevista de trabajo, seguros de nosotros mismos en las relaciones personales o en una negociación en la empresa. A nuestro cuerpo le gusta la relajación y si le damos una oportunidad aprende con rapidez y facilidad

Sabemos también, que las funciones más específicas del hemisferio izquierdo del cerebro son las relacionadas con el lenguaje, la lógica y la razón. Al hemisferio derecho le concierne la expresión y el reconocimiento de las emociones, la intuición y la creatividad. Ambos hemisferios están unidos por un grupo de fibras llamadas el cuerpo calloso, pero cada uno procesa la información de manera distinta. Uno de los beneficios de los estados profundos de relajación, es que potencia la comunicación entre los dos hemisferios cerebrales que de esta manera funcionan sincronizados.

Estando en estos estados profundos de relajación, accedemos a la vez a más recursos internos, y tenemos más probabilidades de estar acertados si tenemos que tomar decisiones, o si tenemos que resolver problemas.

Aprender a relajarte y a mantener la mente en calma es el mejor regalo que te puedes hacer.

www.naturalezacosmica.blogspot.com.es

Los Campos Energéticos y sus influencias.

Cuando en las últimas semanas he tocado tanto el tema de desprogramar el autómata que somos, los programas de comportamiento, el salir del piloto automático y dejar de ser las “máquinas” que algunos nos consideran, no es solo porque es la única forma de tomar control sobre nuestra vida al 100% y dejar que sea nuestra mente “consciente” y observadora la que lleve las riendas (o el alma, para los que lleguen un paso más lejos) sino porque de lo contrario no hay forma de escapar de las múltiples influencias externas a las que todos estamos sometidos por el mero hecho de formar parte de la vida orgánica y vivir en este planeta.

En realidad no podemos escapar de todas estas influencias que ahora os voy a comentar, pero a menos automático es nuestro comportamiento, menos poder ejercen, y mas fácil nos es escoger la influencia que nos “fastidia” menos. Ahora lo explico.


Campo energético familiar/ del hogar / del trabajo.

La primera influencia de la que no podemos escapar mientras vivamos en modo automático es la del entorno cercano en el que nos movemos, sea nuestra casa, oficina o trabajo. El campo energético de todos los habitantes de una vivienda, el inconsciente colectivo de una familia o el ambiente de la oficina determinan como nos comportamos, reaccionamos y usamos nuestra energía, porque son las reacciones y comportamientos de las personas que tenemos cerca las que nos pinchan más rápidamente ciertos botones del carácter. Es de vital importancia en este terreno conocer cuando se activan ciertos programas automáticos de protección o uso de algún “rol” pre-establecido (el simpático en la oficina, el padre estricto en casa, el amigo protector, o lo que toque) debido a que las energías de los demás detona los programas y patrones mentales y emocionales adecuados para que respondamos de una cierta forma. Además, en este ámbito entra en juego sobre todo la absorción energética por parte de otras personas, consciente o inconscientemente, que solo puede ser detectada si uno se encuentra “consciente” de si mismo y fuera de un comportamiento automático.


Campo energético del barrio y de la ciudad.

Un peldaño mas arriba, energéticamente hablando, la siguiente influencia fuerte que tenemos es el inconsciente colectivo del barrio y de la ciudad donde vives. Estoy seguro de que no hay uno solo de vosotros que no tenga claro que diferentes partes de vuestra ciudad tienen diferentes “caracteres” y ambientes. Desde el barrio chungo y marginal, hasta el barrio pijo, el barrio bohemio o el barrio “marchoso”. Da igual el adjetivo que le pongas, la cuestión es que se respira un aire diferente dentro de las diferentes zonas de una misma ciudad por el hecho de que tienen mini inconscientes colectivos diferentes, a los cuales te enganchas cuando resides en él, y cuya influencia te afecta lo desees o no, a menos que, de nuevo, no vivas en piloto automático. Esta energía de este pequeño campo morfo genético activa inconscientemente ciertas respuestas automáticas en nosotros, emocionales y mentales, así que si no controlas aquello que se activa en ti, no puedes evitar entrar en la dinámica que se vive en esa zona, te guste o no, ya que tu sistema energético vive empapado de lo que transpira en el lugar.


Influencia de los campos energéticos regionales, culturales, nacionales.

A mayor área geográfica abarcamos, más grande y abstracto se hace el campo energético al que nos vemos sometido otro nivel vibracional por encima del anterior. Así, tenemos ciertos campos a nivel de región, de país, de grupo étnico dentro del mismo país, o de área cultural (por ejemplo, cultura mediterránea vs cultura nórdica) que también nos afectan. Aquí entran en juego otros temas como son los arquetipos culturales, raciales o étnicos, que generan por si solo su propio inconsciente colectivo, pero estas mismas influencias activan en nosotros ciertas respuestas predeterminadas a nivel de cuerpo mental o emocional que han sido insertadas en nuestro ser debido a la influencia del lugar donde vivimos o nos hemos criado. A más alto el campo de influencia, mas genérico es el patrón automático que nos gobierna, de forma que podemos comportarnos como masa de una forma determinada y a nivel individual ser incapaces de reconocer esos patrones en nosotros mismos, ya que se activan a diferentes niveles de conciencia. Todos los mediterráneos tienen un cierto carácter, todos los alemanes son así o asa, todos los afroamericanos presentan tal característica, y luego resulta que conoces tropecientos alemanes o afroamericanos que no cuadran con el modelo “genérico” a nivel individual. Aquí la influencia es muy sutil, y si no eres muy consciente de ti mismo es casi imposible identificar esos comportamientos generales que se activan de forma automática por el hecho de ser parte de uno de esos colectivos (y que indudablemente cuando sales del mismo, se te reconoce a la legua por aquellos que te observan).


Inconsciente colectivo de la raza humana, campo morfogenético global.

El siguiente nivel de influencia al que estamos sometidos no es otro que el inconsciente colectivo de la raza humana. Es muy difuso, tiene menos poder que el nivel inferior, porque es una suma caótica de la realidad compuesta de 7 billones de seres humanos, como una gran balsa energética que rodea al planeta. Este inconsciente colectivo global es el que marca el ritmo de los grandes acontecimientos mundiales, es lo que marca el rumbo del barco de la evolución de la masa de la humanidad, y el responsable de la manifestación de grandes logros o de grandes catástrofes. Es el responsable de que el planeta como tal vaya más rápido o más despacio en su despertar, en su camino evolutivo o en su polarización, porque depende de la suma de todos, y por ende, carece de homogeneidad, llevando en si los extremos más altos de patrones mentales y emocionales positivos como negativos. Estamos sujetos a su influencia de forma mucho más sutil que a la influencia de todos los campos energéticos anteriores, y no es perceptible en la vida individual de una persona el efecto de este campo si no es a nivel de una retrospección de años mirando hacia atrás y comprobando el desarrollo personal de uno mismo respecto al desarrollo del conjunto de la humanidad. Los programas y patrones de comportamiento que activa el inconsciente colectivo genérico en nosotros son programas que trabajan en segundo o tercer plano a lo largo de la vida.


Influencias planetarias: la Luna, el Sol, el sistema solar.

Pero si el inconsciente colectivo del planeta nos parece que tiene un efecto relativo que no podemos notar de forma directa, los siguientes campos energéticos que nos dan de lleno sin embargo si que tienen mucha más fuerza, por la simple razón de que no son estáticos ni varían sutilmente, sino que su influencia es dinámica y cambiante de forma regular. Aquí me estoy refiriendo a los campos electromagnéticos de la luna, el Sol y los planetas del sistema solar.

Empezando por la Luna, si es capaz de mover océanos y generar mareas, pensad en el poder que tiene para mover de un lado a otro el inconsciente colectivo de la zona donde residís y por supuesto, llegar a afectar a vuestro propio sistema energético. Que haya personas que usen la luna llena para poner en marcha ciertos acontecimientos no tiene nada que ver con la superstición, sino con la cantidad de energía e influencia que llega de nuestro satélite en ciertos momentos dados, en ciertas zonas del planeta. La interacción electromagnética Luna-Tierra, como dos imanes, mueven todo lo que se cruza en medio, en este caso, la vida orgánica en la superficie de la Tierra. La Luna altera comportamientos en las personas porque choca y presiona directamente en el cuerpo emocional y en el cuerpo mental, y activa ciertos patrones y automatismos que en otros momentos permanecen dormidos. Solo siendo altamente consciente de uno mismo, y habiendo trabajado esos programas automáticos y componentes emocionales, puedes evitar que se pongan en marcha sin que lo sepas
.
Finalmente, tanto el Sol como los planetas del sistema solar ejercen una fuerza terrible sobre el campo gravitatorio y electromagnético del planeta, que constantemente influencian y modifican el inconsciente colectivo del mismo (nuestro y de los diferentes campos morfogenéticos de las diferentes especies que conformamos la vida orgánica). Aquí no me estoy refiriendo al horóscopo de los domingos, que en el mejor de los casos es puro entretenimiento, sino que realmente cuando el campo electromagnético (vamos a llamarle el aura) de Júpiter, Saturno o Venus tocan el “aura” del planeta Tierra, produce ciertos efectos, que las antenitas que somos cada uno de nosotros, sufre en silencio (por no poder notarlo, y por no saberlo). Habrá mejores o peores formas de estudiarlo, pero la astrología más antigua ya conocía de la influencia de estos planetas sobre los campos energéticos de la Tierra, y por ende sobre sus habitantes.

Que Mercurio entre en movimiento retrogrado (por decir algo), siendo el campo energético que afecta por ejemplo a los procesos mentales y la comunicaciones, no indica que te vayas a quedar sin teléfono móvil esa semana, sino que todos los patrones mentales asociados al arquetipo de la comunicación en el inconsciente colectivo van a sufrir una pequeña descarga energética gentileza de nuestro vecino dos planetas mas allá. Así, todo lo que lleves a cuestas relacionado con este tema, se activará en ti de forma automática dependiendo del grado en el que resuenes con esta influencia externa, produciendo un cierto patrón mental, que generara una cierta “emisión” en ti, que manifestará una cierta realidad potencial, que IGUAL tienes la mala suerte que tiene la suficiente energía para manifestarse en una realidad tangible. Y vaya, te acabas de quedar sin móvil la semana en que Mercurio hace de las suyas (ya te lo dijo el horóscopo!).


Escapar de las influencias.


Mientras tengas un sistema energético y formes parte de la vida orgánica en el planeta, es imposible escapar de ninguna de las influencias “macro” que hemos visto, es un poco menos difícil dejarse influenciar por el inconsciente colectivo de tu país y región, y si te lo curras un poco te será relativamente fácil desconectar de la influencia de tu entorno más cercano. Pero para poder desconectar tienes que saber que estás conectado, tienes que saber que las respuestas mentales y emocionales que generas no salen “porque si”, sino porque desde fuera estás sometido a un número impresionante de campos energéticos, que interactúan con el tuyo. A menos que limpies, desmontes, desprogrames y te vuelvas más consciente y alerta de tus reacciones, comportamientos y emociones, seguirás (seguiremos) siendo marionetas en el gran teatro del juego cósmico de la vida orgánica en el sistema solar.

Terapia de Polaridad

La terapia de polaridad combina prácticas curativas orientales y occidentales para restablecer el flujo de energía corporal. Esta técnica no sólo se utiliza para curar diferentes patologías, sino también para fortalecer el organismo y prevenir futuros afecciones.



Su principal aplicación no es combatir síntomas específicos, sino restablecer el equilibrio de polaridad.

RAICES DE LA POLARIDAD.

La terapia basada en la polaridad fue creada por el médico Randolph Stone, nacido en Ausdtria y emigrado a Estados Unidos.
Con conocimientos de quiropráctica, naturopatía y osteopatía, Stone estaba también familiarizado con algunas disciplinas orientales, entre ellas la acupuntura, la medicina ayurvédica y el yoga.
Concluyó que la buena salud y el bienestar dependen de la polaridad positiva, negativa y neutra, existente entre las partes del cuerpo y entre sus cinco centros de energía.


Según el antiguo pensamiento indio, estos centros son el aire que gobierna la respiración y la circulación ,la tierra que rige la vejiga y el recto, el éter relacionado con la garganta y oidos, el fuego gobernador de intestinos y estómago y el agua, que controla las glándulas y la pelvis.

La polaridad se sustenta en el principio de fuerza vital llamada Qi en China y Prana en la India, que podría compararse con la noción occidental de alma o espíritu. Esta fuerza rige los procesos mentales, físicos y emocionales y su interrupción o desequilibrio causa dolor y enfermedad.

BENEFICIOS TERAPÉUTICOS.

Existen numerosos usos de la terapia de polaridad, entre ellos destacan:

. Alivia las áreas de dolor crónico como el cuello, la espalda, hombros y plexo solar.
. Relaja , reduce la tensión y aumenta el nivel de energía.
. Mejora la salud y la postura corporal.
. Ayuda a mejorar la coordinación y la armonía de movimientos.
. Reduce los dolores crónicos y acelera la cicatrización de heridas.
. Favorece el sueño, calma la mente y aumenta la capacidad de concentración.
. Mejora la productividad personal, la sexualidad y la capacidad creativa.
. Libera el temor, la culpa, el enojo, la tristeza y la depresión .
. Cambia patrones de pensamiento autodestructivo y mejora las relaciones personales.
. Ayuda a erradicar malos hábitos de salud y promueve la expansión energética.

En la teoría de la terapia de polaridad, el cuerpo es un intrincado y dinámico juego de principios y elementos que crean una anantomía sutil y una compleja fisiologia y que además se combinan en varios estados. En este contexto, las tensiones, las energias bloqueadas y las enfermedades se inican en la mente y luego se filtran y se manifiestan en el cuerpo.


En la terapia de polaridad para curarse, el individuo ha de tomar conciencia de su presencia en el mundo y de cada una de sus actitudes y patrones, que al mismo tiempo limitan y condicionan su salud. Esta técnica es también un trabajo de crecimiento personal que busca que el individuo alcance la plenitud.

TÉCNICAS DE TERAPIA DE POLARIDAD.

La terapia de polaridad propone cuatro técnica para mantener el equilibrio del organismo y favorecer sus procesos curativos.
. Manipulación. Son movimientos de manos donde el terapeuta libera y polariza las corrientes de energía estancadas. Existen tres tipos de manipulación: la positiva, que hace una presión ligera sobre varias zonas, desde los dedos de los pies hasta la nuca , la negativa, con una presión más profunda y la neutra con toques ligeros en las yemas de los dedos.

. Posturas de estiramiento. Se trata de despejar los canales de energía y tonificar los músculos, tendones y ligamentos para fortalecer la columna vertebral. Para liberar tensión muscular se debe gritar mientras se practicas las diferentes posturas.
. Dieta . Para eliminar toxinas acumuladas por la mala alimentación y la contaminación ambiental, se recomienda un régimen depurativo de hasta 14 días, que consiste básicamente en el consumo de abundante frutas y verduras frescas. Luego se realiza una dieta prolongada de recuperación y por último, una dieta permanente cuyo propósito es conservar la salud y la aptitud física.
. Consejo. El terapeuta intenta, a través del diálogo, desarraigar las actitudes que pueden perjudicar la salud y favorecer la adopción de conductas positivas para el organismo.

Conexiones Energéticas entre plantas y Humanos

El verdor de los campos, la frescura de los frutos, el olor a tierra mojada, las hojas verdes y secas que enaltecen la cúspide y ramas de los arboles, son un todo energético propio de la naturaleza, que surgen desde las entrañas de la Madre Tierra para alimentar, curar y revitalizar el cuerpo físico y alma del ser humano.
El hombre tiene la capacidad de comprender que somos seres humanos y también naturaleza, condición que nos permite dar vida al ambiente, mismo que nos envuelve con sus llanos, pastos, árboles, flores, semillas, raíces, oxígeno, entre otros componentes que propician las plantas dentro de la vida del ser humano.
“No existe un hombre que pueda crear algo mejor que la naturaleza para su propio bien”, exaltó Jery Céspedes, misionero gnóstico y experto en plantas medicinales. “Cuando nos dicen que nos crearon y pusieron en el paraíso, no solo se refiere a las alturas o en el cielo divino, sino a la tierra, un paraíso que contiene de todo de forma natural para que el hombre pueda tener una vida más equilibrada”, agregó.
El experto refirió que las plantas que componen la naturaleza son los seres vivientes que más pueblan el mundo, pues son los más sensibles, vulnerables ante los seres humanos y son las encargadas de llevar oxígeno a nuestros pulmones.
Muchos humanos restan importancia a las plantas que pueden observarse en algún predio baldío de la ciudad, pero si reflexionamos enfáticamente ¿Qué es la naturaleza y qué nos brinda está?, es fácil darnos cuenta que todas las plantas existentes son más que útiles para la vida diaria de un ser viviente, partiendo que todas tienen la capacidad de agarrar el dióxido de carbono y convertirlo en oxígeno, reflexionó el misionero.
Las plantas y los ancestros
Desde el inicio de los tiempos la medicina natural ha tenido conexiones energéticas divinas con las personas, iniciándose en este campo nuestros ancestros, encargados de haber transmitido de generación en generación las bondades enigmáticas de las plantas y la naturaleza misma en su conjunto, dijo el gnóstico.
Por ejemplo, los denominados indígenas o chamanes, su base de salud mental y física se basaba únicamente en hierbas, las cuales servían para la alimentación así como para curar problemas de salud de la gente de sus tribus, cuenta el experto.
Según Céspedes, en aquellos tiempos de la comunidad indígena, no existían estadísticas de mortalidad como las hay ahora, no había problemas de obesidad, debido a la alimentación estrictamente vegetal en que los ancestros basaban sus conocimientos nutritivos a sus descendientes.
A diferencia de la época de nuestros ancestros, una persona que trabaja con alimentos naturales sabe muy bien que una mujer embarazada que se alimenta ciento por ciento sano, no padece de dolores a la hora del parto, lo mismo pasaba en el tiempo de los chamanes, la vida era menos dolorosa cuando vivían bajo un reino más natural.
Más que un cadáver las plantas tienen alma
El ser humano común y corriente aprende a curar con el cadáver de la planta, pero si estos conocieran su alma, la pregunta sería: ¿Qué pudiera hacer con ellas? Es fácil decir yo me trato con productos naturales, pero qué tan natural es el producto?
El misionero gnóstico explicó: “El cadáver es la parte física que tiene propiedades curativas y son fáciles de comprobar su efectividad en un laboratorio”, además agregó que “el alma de las plantas tiene una vida que forma parte de sus facultades naturales, las cuales entran en el proceso energético que todas poseen, por muy insignificantes que se presenten al ojo humano”.
Las conexiones energéticas
Todos saben que la parte energética no se atribuye ni se crea, y tampoco se puede ver en el ser humano, lo que no es distinto en las plantas, sostuvo el gnóstico.
“La parte física que yo veo es lo que yo siento y persivo, pero debemos recordar que la vida no es física, pues un experto no puede curar solo con algo material, sino que requiere de esas dosis energéticas que llevan las plantas, las cuales van al punto de rehabilitación de la vida como tal, restableciendo las bajas y fallas que se encuentran en el cuerpo vital de un ser humano”.
El cuerpo vital se asocia al aura y este no es más que el cuerpo energético que posee todo ser humano, está aproximadamente a unos cinco centímetros de nuestra piel, en un punto donde vibra la vida misma.
Cuando nuestras energías corporales se conectan con la energía vibratoria de las plantas, existen altas posibilidades de curación y restablecimiento de las bajas energéticas, ya sea a través de baños aromáticos con plantas al vapor, con agua tibia o baños tópicos con las ojos de la plantas directamente o esencias naturales de ellas.
La mezcla energética que las plantas hacen con el cuerpo humano tiene el poder estimulante de curar diabetes, problemas emocionales, depresión, nervios, entre otros con una simple palabra de aliento o de vibración energética que estabilizan el aura.
El menú de la naturaleza
Las plantas son fuentes seguras para eliminar las toxinas del cuerpo, para todas las enfermedades hay plantas que controlan y otras que curan, el peligro con el menú natural, es que muchos seres humanos exageran con las dosis, no se dan un chance de equilibrar con conciencia el consumo excesivo de algunas hierbas sin antes consultar a un experto.
Si bien es cierto, los suplementos de farmacias ayudan en gran medida a contrarrestar algunos padecimientos de salud, sobre todo en casos de emergencias, dado que estas no pueden esperar, no hay nada como el menú variado que brinda la Madre Tierra, según temporadas, para levantar las energías y complementos vitamínicos de cada una de esos frutos fáciles de obtener. “Es posible que el proceso natural sea más lento, pero su efectividad es infalible para el hombre”, apuntó.
No es lo mismo comernos una papaya para extraer sus propiedades naturales que una capsula farmacéutica con hormonas de esa fruta en específico para sanar el cuerpo, destacó Céspedes.

Las plantan y sus dosis
¡Alerta! Para cambiar nuestro estilo de vida por uno más saludable basado únicamente en lo que provee la naturaleza, hay que estar conscientes que muchos de los arboles, frutas, semillas, etc., por muy bonitas y ricas que se vean al ojo humano no pueden mezclarse entre sí, por sus diversas propiedades que en ocasiones tienden a contrarrestarse entre sí.
Para el uso de la plantas hay que tener conocimiento, todo en exceso es dañino para el cuerpo y la búsqueda de la felicidad. Subestimar a la naturaleza es un problema de todos, ante la búsqueda de acelerar el proceso de curación hay quienes exageran con las dosis, sin considerar que así como estas tienen altos poderes de sanación hay altos poderes para provocar intoxicación severa e irreversible.

Ley de Atracción

La Ley de Atracción es un principio natural que establece que toda vibración atrae una vibración de igual frecuencia e intensidad.

La ley de la Atracción afirma que somos seres vibracionales que emitimos vibraciones y atraemos a nuestra vida las mismas situaciones y personas que vibran en la misma onda que nosotros.

El mundo es un espejo que refleja mi actitud.

Atraemos a nuestra vida,las situaciones que vibran en la misma frecuencia que los pensamientos a los que doy mi atención.

Aprender a seleccionar los pensamientos a los que doy más atención, y enfocarme en ellos, es "el secreto." y la herramienta para atraer lo que deseamos en la vida.

La visualización es fundamental.

Estas son algunas de las enseñanzas de la ley de la Atracción.

*Los pensamientos se convierten en cosas materiales.

*De la manera como pensamos, vibramos . De la manera como vibramos atraemos.

*Somos una extensión física de algo que no es físico. (Source Energy).

*Es aprendiendo a enfocar los pensamientos que nos hacen sentir bien,lo que acaba atrayéndolos a nuestra vida.

*Atraemos lo que pensamos,allí donde ponemos nuestra atención allí se encamina nuestro destino.

*Si me siento pobre , atraigo pobreza, si me siento triste... tristeza, si me siento próspero... prosperidad.

*La base de la vida es Libertad; el propósito de la vida es Alegría.

*Somos creadores; creamos con cada pensamiento.

*Escogemos nuestro destino mientras vamos escogiendo nuestros pensamientos.

*Nadie puede limitarnos hacia donde dirigir nuestro propio pensamiento. No existen límites.

*En este viaje deliberadamente planificado a través de la elección de pensamientos , nuestras acciones estarán dirigidas hacia la consecución de aquello que queremos , nuestros recursos serán abundantes y sabremos por la manera como nos sentimos que estamos cumpliendo la razón de nuestra vida.

* Morir es sólo una ilusión de la mente ; la vida es eterna.

Creamos nuestra propia realidad,al elegir deliberadamente o no,los pensamientos a los que damos atención,nos demos cuanta de ello ... o no.

De hecho nuestra vida es nuestro pensamiento de una forma que podemos ver.

Física Cuántica y Espiritualidad se dan la mano,apoyándose el uno al otro y ayudándonos a comprender,que no a creer a ciegas, nuestra verdadera naturaleza y nuestras posibilidades de las que el mundo cuántico nos recuerda continuamente.

La realidad depende en mucha medida de nuestra manera de observar.




EL METODO SILVA DE CONTROL MENTAL


Visualizar: El metodo silva para aprovechar la capacidad de la mente