El proceso de Pivotar

El Proceso de Pivotar es el reconocimiento consciente de que todo tiene dos aspectos, y por lo tanto, implica un pensamiento y una conversación deliberada sobre el aspecto deseado del objeto. Pivotar te ayudará a activar desde dentro los aspectos que deseas respecto a todos los temas; y una vez que hayas cumplido esto, se manifestará en tu experiencia la esencia de todas las cosas que deseas.

Hemos de aclarar algo importante: si utilizas palabras que expresan algo que deseas, pero tienes dudas sobre ellas, éstas no te aportarán lo que deseas, porque tus sentimientos son el verdadero indicador de la dirección creativa de tu vibración-pensamiento. La Ley de la Atracción no responde a tus palabras sino a la vibración que emana de ti.

Sin embargo, puesto que no puedes hablar de lo que quieres y de lo que no quieres al mismo tiempo, cuando más hablas de lo que quieres, con menos frecuencia hablarás de lo que no quieres.

Y si te tomas en serio lo de decir lo que quieres en lugar de lo que es, con el tiempo (generalmente, bastante corto), cambiará el plato de la balanza hacia el que se decante tu vibración. Si hablas de ello con frecuencia, llegarás a sentir lo que dices.

Pero hay algo todavía más poderoso sobre el Proceso de Pivotar: cuando la vida parece que te ha orientado negativamente hacia la escasez de algo que deseas, y cuando expresas la afirmación "Se lo que no quiero, ¿qué es lo que quiero?", invocas en tu interior la respuesta a esa preguunta, y en ese momento se produce el comienzo de un cambio vibratorio. Pivotar es una poderosa herramienta que mejorará tu vida al instante.


Soy el creador de la experiencia de mi vida.

Eres el creador de la experiencia de tu vida, y como creador es importante que comprendas que no estás creando por tus acciones, por lo que haces, ni siquiera por lo que dices. Creas en virtud del pensamiento que estás emitiendo.

No puedes hablar u ofrecer una acción sin que se produzca una vibración-pensamiento al mismo tiempo; sin embargo, con frecuencia estás ofreciendo una vibración-pensamiento sin expresarlo en palabras o acciones. Los niños o los bebés aprenden a imitar la vibración de los adultos que los rodean mucho antes de aprender a hablar.

Cada uno de tus pensamientos tiene su propia frecuencia vibratoria. Cada pensamiento que emites, tanto si es fruto de tu memoria, influencia de otro, como la combinación de algo que has estado pensando y sobre lo que ahora estás reflexionando, vibra a una frecuencia muy personal... y por la poderosa Ley de la Atracción (todo objeto atrae la esencia de lo que se asemeja a él), ese pensamiento ahora está atrayendo otro pensamiento que será su Homólogo Vibratorio. Y ahora, esos pensamientos combinados están vibrandoo a una frecuencia superior que el pensamiento inicial, y por la Ley de la Atracción, atraerán otro y otro y otro pensamiento, hasta que al final los pensamientos serán lo bastante poderosos como para atraer la situación o manifestación en la "vida real".

Todas las personas, circunstancias, acontecimientos y situaciones son atraídos hacia ti por el poder de tus pensamientos. Cuando entiendes que literalmente estás pensando o vibrando cosas para que se manifiesten, puede que descubras una nueva resolución en tu interior para crear deliberada y directamente tus propios pensamientos.


Los pensamientos sintonizados son los que te hacen sentirte bien.

Muchas personas creen que su Existencia es algo más que su realidad física como seres de carne, sangre y huesos. Cuando las personas intentan buscar formas de etiquetar esa parte superior de sí mismas, utilizan palabras como Alma, Fuente o Dios. Nosotros nos referimos a esa parte más grande, antigua y sabia como Ser Interior, pero no importa la etiqueta que elijas para designar a tu parte Eterna. Lo que importa es que entiendes que existe ese Tú más grande, que siempre existirá, y que desempeña un gran papel en la experiencia que estás viviendo en este planeta Tierra.

Cada pensamiento, palabra o acción que ofreces se representa contra el telón de fondo de la Perspectiva Más Amplia. De hecho, la razón por la que en un momento de percepción clara de lo que no quieres te des cuenta categóricamente de qué es lo que quieres, es porque esa parte más amplia de ti está concediendo una atención unidireccional a lo que quieres.

Cuando cada día haces un esfuerzo consciente para dirigir más tus pensamientos hacia lo que quieres, empiezas a sentirte cada vez mejor, porque la vibración que activas con tu pensamiento con un sentimiento-mejorado se acerca más a la vibración de esa parte No-Física y más amplia de ti. Tu deseo de tener pensamientos agradables te ayudará a sintonizar con la Perspectiva Más Amplia de tu Ser Interior. De hecho, no es posible que te sientas realmente bien en cualquier momento, a menos que tus pensamientos presentes sean un Homólogo Vibratorio de los pensamientos de tu Ser Interior.

Por ejemplo, tu Ser Interior se centra en lo que vales, pero cuando tú identificas algún defecto en ti, la emoción negativa que sientes está en discordia vibratoria o resistencia. Tu Ser Interior elige centrarse sólo en las cosas que le inspiran amor; cuando te concentras en algún aspecto de alguien o algo que aborreces, te has alejado de la armonía vibratoria de tu Ser Interior. Tu Ser Interior se centra sólo en tu éxito; cuando eliges ver algo que estás haciendo como un fracaso, no estás sintonizando con su perspectiva.


Ver mi mundo a través de los ojos de la Fuente


Al elegir pensamientos que te hacen sentirte mejor y hablando más de lo que quieres y menos de lo que no quieres, paulativamente sintonizas con la frecuencia vibratoria de tu Ser Interior más amplio y más sabio. Sintonizar vibratoriamente con esa Perspertiva Más Amplia mientras vives tu experiencia física de la vida es, sin lugar a dudas, lo mejor que te puede suceder, porque cuando consigues sintonizar vibratoriamente con esa Perspertiva Más Amplia, ves el mundo desde ella. Ver tu mundo con los ojos de la Fuente supone tener la visión más espectacular de la vida, pues desde ese punto de ventaja vibratorio, estás en sintonía -y por lo tanto en el proceso de atraer- sólo con aquellas cosas que consideras que son las mejores para tu mundo.

Esther, la mujer que traduce la vibración de Abraham en palabra hablada o escrita, lo hace relajándose y permitiendo deliberadamente que la vibración No-Física de Abraham. Hace muchos años que lo hace y se ha convertido en algo muy natural para ella. Hacía mucho tiempo que había comprendido la ventaja de sintonizar su vibración para poder traducir bien nuestro conocimiento para otros amigos físicos, pero no había entendido realmente otro maravilloso beneficio de esa sintoonización, hasta una hermosa mañana de primavera cuando cruzaba el caminito de la entrada de casa para abrirle la puerta a su pareja que iba a entrar con el coche.

En ese momento, miró al cielo y le pareció más bello que nunca: tenía muchos colores, y el contraste de las sorprendentes nubes blancas sobre el brillante cielo azul la embelesó. Escuchó el dulce canto de los pájaros que estabn lejos y que no podía ver, pero su hermoso sonido hizo que se estremeciese de alegría.

Los oía como si estuvieran justo encima de su cabeza o apoyados sobre su hombro. Entonces fue consiente de las muchas y deliciosas fragancias de las plantas, de las flores y de la tierra, que le aportaba el viento y la envolvía. Se sentía viva, feliz y enamorada de su mundo. Y dijo en voz alta: "¡No puedo haber existido nunca en todo el Universo un momento en el tiempo más hermoso que éste, aquí y ahora!".

Después dijo: "Abraham, sois vosotros ¿verdad?" Y nosotros dibujamos una amplia sonrisa a través de sus labios porque nos había pillado mirando a través de sus ojos, escuchando a través de sus orejas, oliendo a través de su nariz y sintiendo a través de su piel.

"Efectivamente -respondimos- estamos disfrutando de las maravillas de vuestro mundo físico a través de tu cuerpo".

Esos momentos de tu vida en los que sientes un jubilo total, son momentos de plena sintonización con tu Fuente. Cuando sientes la poderosa atracción hacia una idea, o un verdadero interés, también son momentos de sintonización estás con tu Fuente, con quien-eres-realmente.

Esta sintonización con tu Perspectiva Más Amplia no sólo te permite conseguir con mayor rapidez las grandes cosas que deseas en tu vida -como relaciones maravillosas, carreras satisfactorias y los recursos para hacer las cosas que realmente deseas-, sino que sintonizar conscientemenete realza cada instante de tu vida.

Cuando sintonices con la perspectiva de tu Ser Interior, tus días se llenarán de maravillosos momentos de claridad, satisfación y amor. Y esa es verdaderamente la forma en la que pretendías vivir cuando viniste a este maravilloso lugar, a esta maravillosa época y a este maravilloso cuerpo.


Puedo elegir deliberadamente sentirme mejor.

La razón por la que Esther pudo permitir que esa perspectiva más amplia de Abraham fluyera a través de ella, proporcionándole esa maravillosa experiencia, fue porque había comenzado el día contemplando las razones para sentirme bien. Buscó la primera razón para sentirme bien cuando todavía estaba en la cama, y ese pensamiento atrajo otro y luego otro, hasta que cuando llegó a la verja (que fue aproximadamente unas dos horas después), gracías a la elección deliberada de sus pensamientos, había conseguido una frecuencia vibratoria de un nivel lo suficiente próximo a su Ser Interior como para poder conectar con él.

El pensamiento que tienes en estos momentos no sólo atrae al siguiente y luego al siguiente... y así sucesivamente, sino que también te proporciona la base para sintonizar con tu Ser Interior.

Cuando piensas y hablas coherente y deliberadamente de lo que quieres y menos de lo que no quieres, te resulta más fácil sintonizar con la esencia pura y positiva de tu propia Fuente; y bajo esas condiciones, tu vida te resultará extraordinariamente placentera.


¿Puede una emoción negativa provocar una enfermedad?

La experiencia de Esther en la verja se vio espectacularmente realzada por su sintonización vibratoria con su Fuente, y por consiguiente con su Bienestar absoluto. Pero también es posible que experimentes lo contrario de esa experiencia siblime si no has sintonizado con la Fuente y el Bienestar. En otras palabras, la enfermedad o dolencia, o la falta de Bienestar, se produce cuando vibratoriamente no te autorizas a sintoonizar con tu Bienestar.

Siempre que experimentas una emoción negativa (miedo, duda, frustación, soledad, etc), ese sentimiento negativo ha sido el resultado de un pensamiento que no vibraba en la misma frecuencia que tu Ser Interior. A través de todas las experiencias de tu vida -físicas y No-Físicas-. tu Ser Interior, o tu Yo Total, ha evolucionado hacía el conocimiento. Por eso, siempre que te centras conscientemente en un pensamiento que no está en armonía con el conocimiento de tu Ser Interior, ese sentimiento será una emoción negativa.

Si te sentaras sobre los pies y cortaras el flujo de la circulación sanguínea, o si te pusieras un torniquete en el cuello y restringieras el paso del oxigeno, sentirías al momento el efecto de esa restricción. Igualmente, cuando tienes pensamientos que no están en armonía con los de tu Ser Interior, el flujo de la Fuerza Vital, o Energía, que entra en tu cuerpo físico queda interrumpido o restringido, y el resultado de esa restricción es una emoción negativa. Cuando permites que una emoción negativa se mantenga durante un largo período de tiempo, sueles experimentar un deterioro de tu cuerpo físico.

Recuerda que toda situación tiene dos aspectos: lo que se desea y la ausencia de lo que se desea. es como tomar un bastón por sus extremos: uno representa lo que deseas y el otro lo que no deseas. Así que el bastón denominado "Bienestar Físico" tiene la "salud" en un extremo y la "enfermedad" en el otro. No obstante, las personas no experimentan la "enfermedad" sólo porque estén mirando el extremo negativo del bastón del "Bienestar Físico", sino porque han estado fijándose en el extremo del "Sé lo que no quiero" de muchos, muchos bastones.

Cuando prestas constantemente tu atención a las cosas que no deseas -mientras tu Ser Interior piensa en las cosas que deseas-, con el tiempo te separas vibratoriamente de tu Ser Interior, y eso es la enfermedad: una separación (provocada por la elección de tus pensamientos) entre tu Ser Interior y tú.


Pivota de sentirte mal a sentirte bien

Todo el mundo quiere sentirse bien, pero la mayoría de las personas creen que es necesario que su entorno sea agradable para poder conseguirlo. De hecho, los sentimientos de la mayoría de las personas en cualquier momento de su vida dependen de lo que estén observando. Si lo que observan les complace, se sienten bien, pero si no es así, se sienten mal. Se sienten bastante impotentes respecto a su estado de ánimo porque creen que han de cambiar las circunstancias que los rodean, pero también que no tienen el poder para cambiar muchas de esas situaciones.

Sin embargo, cuando entiendes que toda situación es doble -lo que se desea y la ausencia de ello-, puedes aprender a ver más aspectos positivos de aquello a lo que le estés prestando atención. De eso trata el Proceso de Pivotar: de buscar deliberadamente una forma -de sentirte mejor- más positiva de contemplar aquello a lo que le estás prestando atención.

Cuando estás ante una situación no deseada, y por consiguiente, te sientes mal, si dices deliberadamente: "Sé lo que no quiero... ¿qué es lo que quiero?, la vibración de tu Ser, que se ve afectada por tu punto de enfoque, cambiará ligeramente, haciendo que también cambie tu punto de atracción. Así es cómo empiezas a contar una historia diferente de tu vida. En lugar de decir: "Nunca tengo suficiente dinero", dices: "Espero tener suficiente dinero". Esto supone una historia, una vibración y un sentimiento muy diferentes, que con el tiempo te aportarán un resultado muy diferente.

Si sigues preguntandote, desde tu punto de ventaja siempre cambiante: "¿Qué es lo que quiero?", al final llegarás a un lugar muy agradable, pues no puedes estar preguntandote que es lo que quieres sin que tu punto de atracción empiece a cambiar en esa dirección... El proceso será gradual, pero si lo continúas aplicando, obtendras resultados maravillosos en tan sólo unos días.

¿Estoy en armonía con lo que deseo?

El Proceso de Pivotar es sencillo: siempre que te das cuenta de que sientes una emoción negativa (es que en realidad estás sintiendo la falta de armonía con algo que deseas), lo que tienes que hacer es pararte y decir: estoy sintiendo una emoción negativa, lo que significa que no estoy en armonía con lo que quiero. ¿Qué es lo que quiero?

Cada vez que tienes una emoción negativa, estás en una posición excelente para identificar qué es lo que deseas en ese momento, porque nunca tienes más claro lo que quieres como cuando experimentas lo que no quieres. Así que haz una pausa en ese momento y di: Aquí hay algo importante; de lo contrario, no sentiría esta emoción negativa. ¿Qué es lo que quiero? Simplemente lleva tu atención hacia lo que deseas... En el momento en que centras tu atención en lo que quieres, la atracción negativa se detiene, y cuando sucede eso, empieza la atracción positiva. Y -en ese momento- cambiará tu estado de ánimo de sentirte mal a sentirte bien, Ese es el Proceso de Pivotar.


¿Qué es lo que quiero y por qué?

Quizás la mayor reticencia que tienen las personas para empezar a contar un historia diferente sobre su vida sea su creencia de que siempre han de decir la "verdad" sobre dónde se encuantran en esos momentos, o que han de decir las cosas "tal como son". Pero cuando entiendes que la Ley de la Atracción responde a tu historia de "cómo es" -y por consiguiente está perpectuando más de aquello de lo que estás hablando-, puede que decidas que te conviene más contar una historia diferente, que se acerque más a lo que te gustaría vivir ahora. Cuando reconoces lo que no quieres y luego te preguntas: "¿Qué es lo que quiero", empiezas a realizar un cambio gradual en la nueva historia que cuentas y en tu punto de atracción notablemente mejorado.

Siempre es útil recordar que obtienes la esencia de lo que piensas -tanto si lo deseas como si no-, puesto que la Ley de la Atracción siempre es coherente. Por consiguiente, nunca estás contando únicamente la historia de "cómo es ahora". También estás contando la historia de la experiencia futura que estás creando en el presente.

A veces la gente no entiende bien en qué consiste el Proceso de Pivotar y supone incorrectamente que pivotar significa ver algo que no deseas e intentar convencerte de que es lo que deseas.

Cree que le estamos pidiendo que vea algo que claramente está mal y que lo considere correcto, o que es una forma de autoengaño para aceptar algo no deseado. Pero nunca puedes engañarte a ti mismo para sentirte mejor respecto a algo, porque la forma como te sientes es la forma como te sientes, y la forma como te sientes siempre es el resultado del pensamiento que has elegido.

Es algo realmente maravilloso que a través del proceso de vivir y de observar las cosas que no deseas, puedes llegar a conclusiones claras sobre lo que sí deseas. Y cuando te preocupas por cómo te sientes, puedes aplicar el Proceso de Pivotar para dirigir tu atención hacia los aspectos más deseados de tu vida, y dejar de lado los no deseados. Entonces, puesto que la Ley de la Atracción responde a tus pensamientos cada vez mejores, observarás que se transforma tu experiencia de la vida para coincidir con esos aspectos deseados, mientras que los no deseados se irán desvaneciendo.

Cuando aplicas deliberadamente el Proceso de Pivotar, significa que estás eligiendo deliberadamente tus propios pensamientos, lo que a su vez significa que estás eligiendo deliberadamente tu punto de atracción vibratorio, y también estás eligiendo deliberadamente la forma en que se desarrollará tu vida. Pivotar es el proceso de centrarse en un objetivo deliberadamente con la intención de dirigir tu propia experiencia de la vida.

1 Response
  1. Ross Says:

    Gracias por tanta sabiduría...
    Besos y buen día.



EL METODO SILVA DE CONTROL MENTAL


Visualizar: El metodo silva para aprovechar la capacidad de la mente